En nuestro quinto día en Nueva Zelanda, amanecimos en nuestra casita de Tekapo Lake y después de desayunar en una cafetería en el mismo pueblo, pusimos rumbo a Mount Cook bordenado Pukaki Lake. Habíamos intentado ir al Astro Café, pero como os comentamos en el post anterior del día 4, se tenía que pagar para acceder a esa carretera y, además, hasta las 10 no abrían, por lo que teníamos que esperarnos y ya perdíamos mucho tiempo.

La carretera que bordea Pukaki Lake es considerada por muchos una de las carreteras más bonitas del mundo. Yo, personalmente, me quedo con la de Milford Sound, pero eso ya os lo contaremos más adelante.

A nosotros nos salió un día bastante feo y el Monte Cook estaba cubierto. Fuimos parando en los apeadores que hay a orillas del lago Pukaki observando el fantástico color turquesa del agua, y finalmente llegamos a Mount Cook Village, el pequeño pueblo a las faldas del Monte Cook (digo pequeño porque no hay ni gasolinera. Tenedlo en cuenta).

Desde Mount Cook Village sale una carretera de unos 8km hasta el parking de Tasman Lake. Desde el parking hay varias rutas para hacer. Todas  muy cortitas. Nosotros subimos hasta arriba del todo para ver el lago y el glaciar. Estaba tan cubierto que apenas se veía nada, pero lo que se dejaba ver tenía buena pinta…tanta que nos negábamos a irnos de allí sin ver cómo era aquello realmente (volvimos al día siguiente. Si queréis saber cómo era, tendréis que esperar al día 6. jeje). Llovía bastante y terminamos empapados, pero mereció la pena por ver el lugar.

Esto es lo que se veía. Ese color del agua con sol debía ser….

Cuando bajamos, fuimos a comer a Mount Cook Village, comimos en un barecito del mismo pueblo, Old Muntaineers Cafe. Habíamos pasado tanto frío subiendo a Tasman Lake, que nos resultó super agradable comer aquí mientras veíamos las montañas de los alrededores de Aoraki, Mount  Cook. 

Nosotros queríamos hacer algún trekking, pero con este tiempo fue imposible.  Os dejamos un enlace aquí con posibles treks que se pueden hacer en esta zona de Mount Cook.

Con el tiempo así, nos fuimos hacia el hotel en el que íbamos a dormir esta noche, aunque antes pasamos de nuevo por Pukaki lake para intentar ver el atardecer, lo que fue imposible porque el tiempo no mejoraba. Dormimos cerquita de Pukaki Lake, lo que nos permitía volver al día siguiente a los alrededores de Mount Cook e intentar hacer algún trek.

Como veis, al fondo se ve muy nublado… esa era la zona de Mount Cook…

Y el atardecer que intentamos ver, fue este:

El hotel se llamaba Mountain Chalets Motel. Lo reservamos el mismo día y la verdad es que calidad-precio, no estaba mal. A partir de este día ya no teníamos reserva de alojamientos e íbamos reservando conforme avanzaba el viaje, planeando la ruta cada día.

Como veis, fue un día de poca actividad… ¿como saldría el día siguiente? Suscríbete a “a tu aire mola más” y cuando lo publiquemos, serás el primero en enterarte!