Una de las cosas que teníamos clara cuando organizamos nuestro viaje a Nueva Zelanda es que queríamos hacer el trekking del Tongariro Alpine Crossing. Una de las rutas más conocidas del país y “mordor” en la película del Señor de los Anillos. jeje. Al ir en invierno, hasta el último momento no supimos si podríamos hacerlo o no debido al tiempo, la nieve y las posibles avalanchas. Finalmente, nos salió un día increíble, y aunque no lo terminamos porque había partes con hielo y no llevábamos crampones, sí que pudimos hacer gran parte del mismo y nos encantó.

La ruta del Tongariro Alpine Crossing se extiende a lo largo de 19,4 kilómetros dentro del Tongariro National Park. No es una ruta circular, por lo que si lo queréis hacer al completo tendréis que contratar un servicio de transfer o bien al principio o bien al final. Nosotros aparcamos el coche en Mangatepopo y de ahí hicimos unos 7 km de ida y otros 7 km de vuelta. Pero si lo hacéis al completo, la ruta termina en Ketetahi. Tenéis dos posibilidades. Aparcar en Mangatepopo y contratar un servicio de transfer que os esté esperando al final de la ruta para que os devuelva a vuestro coche o, aparcar al final de la ruta y contratar un servicio de transfer que os lleve al principio, así cuando terminéis ya tenéis el coche allí. Cuidado con esto porque nosotros leímos que en alguno de los parkings se producen robos, sobretodo en el parking de Ketetahi cuando es temporada baja. Por lo visto, durante la temporada alta hay un camping y hay un guardia de seguridad que en invierno no está, por lo que, puede ser peligroso dejar el coche allí. Si podéis preguntar en el i-site o al servicio de transfer que cojáis y que os aconseje como hacerlo.

Nuestra idea, antes de empezar el viaje, era hacer todo el trekking. Una vez llegamos allí y preguntamos tanto al casero donde habíamos dormido como al -site, nos desaconsejaron hacerlo al completo nosotros solos, pero nos dijeron que hacía un día estupendo para subir hasta “red crater”. De hecho, el consejo de Tony, el lugar donde habíamos dormido fue: aparcar en Mangatepopo y andar hasta que podáis. Nos decía que nosotros mismos nos daríamos cuenta dónde teníamos que parar. En el I-site de Turangi, el pueblo más cerca del Tongariro y donde habíamos dormido, nos aconsejaron lo mismo, así que, así lo hicimos. Desde Turangi hasta el parking de Mangatepopo hay una media hora en coche.

Para hacer este trekking hay que ir equipado, tanto de ropa como de alimentación y bebida. Sobretodo si lo vais a hacer al completo. De hecho, en la página oficial Tongariro Alpine Crossing, te hacen una relación de los “must-have” para este Trek. Os los dejamos aquí.

Nosotros el día de antes fuimos al supermercado y compramos bastante agua (aconsejan 1,5 litros por persona), algo de fruta y algunas barritas energéticas. El día del Tongariro nos levantamos bien temprano, a las 7 de la mañana desayunamos bien (Tony nos preparó un desayuno para poder afrontar el Tongariro) y, después de pasar por el I-site y que nos confirmaran que se podía hacer parte del trek tranquilamente, nos dirigimos hacia allí.

Estaríamos allí sobre las 9.30 horas de la mañana. Cuando vas llegando con el coche ya empiezas a ver lo espectacular que es el entorno. La primera parte, (unos 4 km)  es prácticamente llana y a la derecha tienes todo el rato el Monte Ngauruhoe, el monte del destino en el Señor de los Anillos. Después de una hora y media llaneando empiezas a subir por escaleras desde Soda Springs hasta el cruce con el Monte Ngauruhoe, lo cual, no está nada mal. Son 2 km subiendo pero es bastante fácil.

Después de esta ascensión otra vez hay una llanura hasta South Crater de unos 600 metros . Nosotros esta llanura la hicimos con nieve, pero no necesitamos crampones, se podía hacer bien. Desde Sourh Crater, hasta Red Crater es donde peor estaba el camino. Había hielo y sí que necesitabas material especial. Normalmente los que íbamos sin guía nos quedábamos en ese punto y los que iban con guía y con material seguían. Desde South Crater a Red Crater hay 1,1 km y parece ser que es un tramo bastante difícil y más con nieve, así que a mitad de estos dos puntos fue donde nos dimos la vuelta. Las vistas desde ahí arriba eran espectaculares y la satisfacción de haber podido cumplir un sueño no se puede describir con palabras.

Después de haberlo hecho os aconsejamos varias cosas: que lo hagáis, que al menos, lo intentéis y que si no lo podéis hacer al completo como nosotros, que aparquéis el coche en el parking de Mangatepopo y andeis hasta que no lo veáis claro, pero lo intentéis. No es un trekking duro. Yo iba con bastante miedo porque había leído mucho y en algunos sitios parecía que era el trekking más complicado del mundo y no. Al menos el trozo que hicimos nosotros es super ameno. Hay subidas, claro está, pero se hacen tranquilamente, parando a disfrutar de las vistas y hay bastantes llanuras. Parece ser que el tramo más difícil es de Soutth Crater a Red Crater porque prácticamente no hay sendero y la subida es bastante empinada, pero seguro que con calma se sube.

Otra de las cosas que había leído era que había que hacerlo con guía. Si el tiempo acompaña, hacerlo por vuestra cuenta. No se necesita guía, más que el transfer que os lleve de un parking a otro. Si es invierno y queréis hacerlo con guía cuesta unos 200€. Conocimos a una chica española que lo había contratado con una empresa que le llevaban hasta el parking y le daban crampones pero el guía no iba con ellos. Por eso había pagado unos 80 euros, y no merece la pena. Llegaron hasta el mismo punto que nosotros y luego tenían que volver por el mismo sitio, así que cuidado con lo que contratáis.

Al final hicimos eso, unos 14 km ida y vuelta por el mismo punto y tardamos unas 6 horas. Si lo hacéis al completo suele ser unos 8 horas, así que reservar un día solo para hacer el trekking. Empezarlo temprano para que no se os haga de noche arriba.

Os dejamos aquí desglosados los tramos del trekking al completo:

Mangatepopo Carpark  hasta Soda Spring: 4,4 km de llanura que cuesta 1 hora y media

-Soda Spring hasta la llanura del Monte Ngauruhoe: 2 km subiendo por las escalera del diablo que cuestan 1 hora más o menos.

-Llanura Monte Ngauruhoe (de aquí sale un trek para subir este monte) hasta South Crater: aquí hay una llanura de 600 metros y luego hay que subir una rampa bastante empinada. Se tarda más o menos media hora.

-South Crater a Red Crater: 1,1 km que cuesta 1 hora más o menos. Es el tramo más difícil.

-Red Crater a Blue Lake: unos 2 km de tramo medio. Se tarda media hora más o menos. Desde Red Crater sale una ruta para hacer subir a la cima del Tongariro.

-Blue Lake a Ketetahi: Hasta el parking hay unas 3 horas

 

En total de 7-8 horas según el ritmo de cada uno. Sobra decir que hay que estar un poco en forma para no sufrir mucho e ir bien equipados. Ropa de montaña, buen calzado, abrigo (al empezar tan temprano hacía frío y luego entramos en calor y nos fuimos quitando capas), crema solar, comida y bebida, ropa impermeable (Nueva Zelanda es impredecible con el tiempo, tenedlo en cuenta), cámara de fotos y video (querréis fotografiarlo todo, jeje) y ganas de pasarlo super bien!

Terminamos el trekking super contentos, nos fuimos a comer a Turinga y tras recoger nuestro equipaje en Tony’s Lodge (lo habíamos dejado allí por el tema de los robos en los parkings del Tongariro), pusimos rumbo a Palmestron North donde íbamos a dormir. La razón era sencilla, queríamos hacer camino porque al día siguiente cogíamos un vuelo desde Wellington.