Después de pasar 10 días en Nueva Zelanda, queríamos trasladarnos a algún paraíso en la tierra para pasar nuestros últimos días de luna de miel. No fue fácil tomar la decisión de dónde ir. Estábamos muy cerca de la Polinesia y era una oportunidad única, ya que, no sabemos cuándo podremos volver a las antípodas. También estaban cerca las islas Cook, las islas Salomon, Vanuatu y Nueva Caledonia.

¿Por qué Nueva Caledonia?

Ir a la Polinesia Francesa desde Nueva Zelanda era pasar más de 8 horas en un avión, además de que el precio se disparaba. Empezamos a mirar islas cerca de Nueva Zelanda y descubrimos unas islas que se llamaban Nueva Caledonia. Primera noticia de su existencia. Nada más poner este nombre en Google y darle a “imágenes”, nos conquistó. ¡Qué agua! ¡Qué paraíso! Unas pocas búsquedas más y alguna comparación con el resto de candidatas y lo tuvimos claro: Nueva Caledonia era la elegida! Era menos turística, más pura y salvaje, más auténtica y menos conocida! Era ella!

Nueva Caledonia es un archipiélago que se encuentra ubicado en Oceanía, a unas 3 horas de avión de Auckland (Nueva Zelanda). Era ideal, había vuelo directo. Nueva Caledonia es una colonia francesa, por lo que, si eres ciudadano de la Unión Europea no necesitarás visado para entrar al país. Su capital es Numea y se encuentra en la isla principal, en Grande Terre. Además, está compuesta por otras islas, las más importantes: las Islas Loyauté (Lealtad), donde se encuentra el paraíso de Ouvea, y La Isla de los Pinos.

Una vez habíamos decidido viajar a Nueva Caledonia, teníamos que decidir dónde ir. Estaba claro que queríamos una isla pequeña, paradisiaca. Las candidatas eran Ouvea o la Isla de los Pinos. Finalmente nos decantamos por Ouvea, la Isla más cercana al paraíso en la Tierra, ya que, habíamos leído que era más virgen, más auténtica, menos turística que la isla de los Pinos y era considerada el paraíso en la Tierra. Teníamos que comprobarlo! Además, en Nueva Caledonia se encuentra uno de los arrecifes de coral más grandes del mundo!

Ouvea pertenece a las Islas Loyauté y es una isla estrecha de tan solo 25 kilómetros de largo. Es ideal para recorrerla por tierra y por mar. Nosotros quedamos prendados de ella nada más conocerla.

Para ir a Ouvea volamos con la compañía Air Caledonie AirLines, la única compañía que vuela entre las islas y que sale del aeropuerto Magenta. Tenerlo en cuenta porque si venís con un vuelo internacional llegaréis al Aeropuerto de La Tontouta y si vais hacia las islas volaréis desde el Aeropuerto de Magenta. Hay varios vuelos al día entre Numea y Ouvea y entre Numea y el resto de las islas. También hay vuelos entre algunas islas, pero comprobarlo todo en la web de Air Caledonie AirLines. De hecho, barajamos la posibilidad de pasar tres días en Ouvea y dos días en la Isla de los Pinos, pero queríamos descansar y si cambiabamos de isla iba a ser un trajín.

Del paraíso de Ouvea os hablaremos en el siguiente post.

Información sobre Nueva Caledonia

Ubicación y cómo llegar: Nueva Caledonia se encuentra ubicado en el pacífico Sur. Son un conjutno de islas a las que se puede llegar desde Auckland (Nueva Zelanda) a tan solo tres horas en avión, desde Brisbane (Australia) a no llega dos horas de avión y desde Japón (de hecho hay mucho turismo japonés en la isla). Su capital es Numea y cuenta con dos aeropuertos: Aeropuerto Internacional de La Tontouta (desde donde llegan y salen los vuelos internacionales) y el Aeropuerto Magenta (desde donde llegan y salen los vuelos nacionales. De aquí es donde salen los vuelos a la Isla de los Pinos y a las Islas Loyauté). Nosotros llegamos al aeropuerto de La Tontouta desde Auckland, volando con la compañái AirCalin.

Visado: Al ser una colonia francesa, si eres ciudadano de la Unión Europea no necesitarás visado. Os dejamos aquí información sobre visados de Nueva Caledonia para situaciones especiales.

Mejor época para ir: Nueva Caledonia se encuentra situada cerca del trópico  de Capricorinio por lo que, en general, su clima es templado y soledado. De noviembre a abril (su verano), las temperaturas suelen ser de 25 grados pero hay más lluvias y ciclones. En febrero llegan los meses más caluroso, y de mayo a septiembre (su invierno) el clima suele ser un poco más fresco, como primaveral, llegando a los 17 grados en algunas ocasiones. Nosotros viajamos justo en agosto, en su invierno, y aunque es verdad que no hacía calor abrasivo, se estaba muy bien. Las temperaturas rondaban los 22 grados y por la noche refrescaba un poco. Lo bueno es que es la época seca y el clima suele ser soleado todo el tiempo.

Vacunas: No es obligatoria ninguna vacuna para viajar a Nueva Caledonia. Tampoco hay ninguna vacuna recomendada. Lo que sí que hay es zika. Nosotros no lo sabíamos y al llegar al aeropuerto hay carteles con la información antes de salir de la terminal, por lo que recomendamos viajar con repelente de mosquitos.

Idioma: En Nueva Caledonia se habla francés. Los kanaks (canacos), son el pueblo autóctono de Nueva Caledonia y hablan numerosos dialectos melanesios, aunque todos hablan francés. Nosotros que no hablamos francés tuvimos serios problemas para relacionarnos con la gente autóctona, ya que, ellos no hablan nada de inglés.

Moneda: El franco CFP es la unidad monetaria de curso legal en Nueva Caledonia, así como en los territorios franceses de ultramar de la Polinesia Francesa y Wallis y Futuna. Aunque en la isla principal se puede pagar con tarjeta, es importante que si vais a la Isla de los Pinos o a alguna de las Islas Lelatad, llevéis dinero en efectivo, ya que, es difícil conseguir efectivo en las islas.

Cómo moverse: Esto es un tema importante porque los taxis son bastante caros y el transporte público tampoco es que sea muy fluido ni intuitivo. Cuando llegamos a Numea, únicamente íbamos a pasar dos noches en la isla Grand-Terre porque queríamos pasar la mayor parte del tiempo en Ouvea. Después de barajar varias posibilidades de cómo llegar hasta el centro de Numea y luego tener que ir al aeropuerto de Magenta, decidimos alquilar un coche con la compañía Europcar. Nos salía más económico eso que coger transporte o taxi del Aeropuerto de La Tontouta hasta Numea y luego transporte desde allí hasta el Aeropuerto Magenta. El día que volvimos al Aeropuerto de Magenta para ir hasta el Aeropuerto de La Tontouta, sí que contratamos el transporte con una compañía privada que nos dijo la chica de la casa en la que pasamos una noche en Noumea. Supuestamente era una de las compañías económicas y nos costó 5.000 Franco CFP (41€). Imaginaros a ese precio, si tenéis que ir cogiendo taxis. Valorar la posibilidad de alquilar coche, porque a nosotros nos costó 70€ no llega recogiéndolo en un aeropuerto y devolviéndolo en otro. La compañía con la que contratamos fue mr.transport@hotmail.com y con ellos lo concertamos todo por e-mail.

Seguro de viaje: Siempre, siempre os recomendamos viajar con seguro, y más si te vas a ir a la otra parte del mundo, nunca mejor dicho. Nosotros viajamos con Mondo porque consideramos que tiene las coberturas más amplias y calidad-precio es genial. Os dejamos un 5% de descuento reservando con Mondo pinchando aquí.

Os dejamos también con un mapa de Nueva Caledonia donde os hemos marcado algunos sitios de interés:

Esperamos que os sea útil la información para viajar a Nueva Caledonia. En el siguiente post os contaremos qué hacer en Nueva Caledonia. ¿A qué esperaís a suscribiros a nuestra web y ser los primeros en enteraros? 🙂