El último día en Croacia, nos levantamos y después de desayunar tranquilamente, pusimos rumbo al aeropuerto de Trieste de nuevo, donde cogeríamos un avión de regreso a España.

Croacia fue una experiencia increíble. Sus playas, sus paisajes, su estilo de vida, sus puestas de sol, sus islas. En definitiva, nosotros recomendamos visitar este país,  y como no, hacerlo “a tu aire”.