Croacia día 10: Porec-Valencia

Croacia día 10: Porec-Valencia

El último día en Croacia, nos levantamos y después de desayunar tranquilamente, pusimos rumbo al aeropuerto de Trieste de nuevo, donde cogeríamos un avión de regreso a España.

Croacia fue una experiencia increíble. Sus playas, sus paisajes, su estilo de vida, sus puestas de sol, sus islas. En definitiva, nosotros recomendamos visitar este país,  y como no, hacerlo “a tu aire”.

Croacia día 9: Porec-Pula

Croacia día 9: Porec-Pula

Al día siguiente nos fuimos a visitar Pula. Es una ciudad antigua y muy bonita que tiene un coliseo dentro de la propia ciudad y con vistas al mar. Visitamos la ciudad en una mañana, consideramos que tiempo suficiente para visitarla. Empezamos por la puerta de Hércules, visitamos unas ruinas romanas y la plaza donde se encuentra el Palacio Comunal o Ayuntamiento para terminar en la visita más típica y esperada de Pula, el anfiteatro o Colisseo de Pula con vistas al mar.

Después de visitar Pula, nos fuimos hacia el hotel para disfrutar allí nuestra última tarde y ver nuestra última puesta de sol no sin antes parar a probar un lechón a la brasa, ya que es una comida muy típica allí. Tienen al cochinillo dando vueltas varias horas. Nuestro consejo es que si estáis por la zona no dejéis de probarlo.

Después de tan deliciosa comida, nos fuimos al hotel a disfrutar de sus playas y de una preciosa puesta de sol, nuestra última puesta de sol en Croacia.

Croacia día 8: Murter-Islas Kornati-Porec

Croacia día 8: Murter-Islas Kornati-Porec

Nos despertamos en Murter y cogimos una excursión para visitar las islas Kornati. Es un parque natural con una formación de islas que casualmente tiene forma de Cornetto. La excursión consistía  en coger un  barco que te llevaba al parque natural, comer en un restaurante de una de las islas, tiempo libre para poder bañarse en una de sus playas y regreso a Murter. La playa donde hicimos snorkel era muy bonita y había muchos pececitos de colores. A nosotros nos encantó esta excursión y si estáis por la zona os la aconsejamos.

Una vez de vuelta en Murter cogimos el coche y fuimos dirección la península de Istria, ya que, queríamos visitar Pula porque nos habían hablado muy bien de la ciudad.

Nos quedaban dos noches en Croacia que tampoco teníamos reservadas. Empezamos preguntando en varios sobes de camino la península pero estaban todos ocupados. Finalmente reservamos en el único hotel en el que quedaba alguna habitación libre en Porec (un pueblecito muy cercano a Pula). El hotel era un resort en la playa que luego resultó estar muy bien. Eso si, llegamos al hotel a las 3 de la mañana, por lo que aconsejamos que si viajáis a Croacia en agosto, os vayáis con los alojamientos reservado para evitar este tipo de situaciones.

Croacia día 7: Split-Murter

Croacia día 7: Split-Murter

Como Split tampoco nos gustó mucho, al día siguiente nos levantamos y empezó la parte del viaje más aventurera.

Ya no teníamos más hoteles reservados, por lo que decidimos visitar una parte de Croacia de la que poco se habla. La isla de Murter. Una isla con la que puedes acceder en coche a través de un puente. Llegamos a Murter y lo primero que hicimos fue buscar alojamiento. Nos costó bastante porque en agosto la ocupación es altísima pero finalmente encontramos un apartamento que estaba muy bien.

Las playas de Murter son muy bonitas. De roca y agua transparente. Estuvimos todo el día de playa en playa hasta que finalmente nos fuimos a descansar.

Croacia día 6: Isla de Hvar (Stari Grad)-Split

Croacia día 6: Isla de Hvar (Stari Grad)-Split

Nos despertamos en Stari Grad y pasamos la mañana buscando playas bonitas por la zona, ya que, no teníamos mucho tiempo porque teníamos que coger el ferry para ir a Split. En el noroeste de la Isla encontramos playas muy tranquilas y de agua transparente, donde estabas prácticamente solo, podías bucear y descansar tranquilamente.

Después de pegarnos varios chapuzones, nos fuimos a coger el ferry que nos dejaría en Split, donde pasaríamos la siguiente noche. En Split nos alojamos en los Apartamentos Luca Manu.

La verdad es que Split no nos pareció nada del otro mundo. Una ciudad de costa, con un importante puerto marítimo y con un paseo marítimo  y un centro histórico de calles peatonales y estrechas. En 1979 la Unesco declaró la ciudad antigua de Split, con sus calles medievales, restos romanos y palacios, Patrimonio de la Humanidad .

Croacia día 5: Dubrovnik-Isla de Hvar

Croacia día 5: Dubrovnik-Isla de Hvar

Sin ninguna duda, lo mejor del viaje fue visitar la Isla de Hvar. Nos despertamos en Dubrovnik y después de que viniera a recogernos el casero del apartamento para que recogiéramos nuestro coche, pusimos rumbo a Hvar, una de las islas más bonitas de Croacia (se dice que es la Ibiza croata).

Para llegar a Hvar, cogimos un ferry desde Drvenik donde podíamos subir el coche. El ferry sale más o menos cada hora y media y es bastante económico. Unos 3€ por persona y unos 25€ el coche. Llegamos a Sucuraj, en la Isla de Hvar, y nos dirigimos al hotel. Nos hospedamos en el hotel Sirena. Nuestra experiencia no fue nada buena, así que después de pasar una noche casi sin dormir, decidimos cancelar la reserva para la noche siguiente (en Hvar íbamos a estar 3 días) y buscar otra opción.

En Croacia en general disfrutamos de muchas puestas de sol pero en Hvar son especialmente preciosos.

Casualmente coincidimos con el hermano de Lourdes en Hvar y él se hospedaba con unos amigos en un “sobe” en Stari Grad, por lo que muy amablemente nos cedieron una habitación para que durmiéramos allí.

Como contábamos, Hvar fue lo mejor del viaje. Con el hermano de Lourdes allí y dos amigos y con el carnet de Patrón de Navegación Básica, alquilamos un barco para pasar el día en las islas Paklenli. Fue una experiencia increíble poder ir “a tu aire” por todas aquellas islas con playas de agua transparente.  Pudimos hacer snorkel por donde nos viniera en gana. Sabemos que no todo el mundo puede disfrutar de una experiencia así, pero lo que sí que aconsejamos es intentar coger alguna excursión o algún barco que os deje en las Pakleni y poder pasar el día en sus playas.

Después de pasar todo el día en el mar, volvimos a tierra y nos fuimos a Stari Grad, donde íbamos a dormir.